La música como instrumento de transformación educativa

El sosiego, el entretenimiento, y el movimiento son cosas que vienen a la mente al escuchar mencionar el concepto “música.” Aún en las aulas, la música se utiliza como instrumento de aprendizaje que insta a la participación colaborativa y al despertar de los sentidos.  Sin embargo, en el campo de la educación, la música tiene un potencial ilimitado para la formación de capacidades cognitivas aún por conocer.  Descubrir el potencial de la música en los procesos educativos requiere de un proceso de investigación académica que abunde sobre la teoría, filosofía y métodos de la expresión musical en el salón de clases.  Este es el reto que ha aceptado el Dr. Juan Carlos Vega, profesor del Cambridge College Puerto Rico, quien ha culminado su doctorado en Artes Musicales del Boston University, convirtiéndose en uno  de los pocos en ostentar dicho grado en la isla.

La labor músico-pedagógica del Dr. Vega fue reseñada en un editorial del periódico El Nuevo Dia, donde se destacó el interés de este por el aspecto investigativo de la música.   En entrevista para este artículo el Dr. Vega  enfatizó que “para el país vale la pena que hayan más personas preparadas en términos filosóficos de la educación de la música, porque permite hacer mayores investigaciones sobre cómo la sociedad puede beneficiarse de la música. Además de la cosa práctica de tocar y de disfrutar la música, está el elemento científico de investigación de elementos musicales que afectan a la sociedad, que abonan a la educación, al País.”

El también pianista de experiencia, quien comenzó a mostrar destrezas por la instrumentación musical desde temprana edad, entiende que la apreciación musical es parte esencial de la formación del carácter tanto personal como social.  Es por eso que a pesar de ser un músico consumado, entiende que la apreciación es parte del desarrollo humano y que se debe seguir cultivando a través de la educación continua.  Por esa razón hizo los esfuerzos para acomodar las exigencias de trabajo y  familia y proseguir un  riguroso programa doctoral.  Es esa experiencia de ser estudiante adulto, profesional y comprometido con el trabajo, que el Dr. Vega trae a la comprensión del estudiantado de Cambridge College, con los cuales comparte este perfil.  En su tarea de ayudar a los estudiantes en la investigación este lo hace aportando modelos de flexibilidad en el estudio sin comprometer los  estándares académicos de excelencia.  De igual manera estimula en el salón una visión de lo académico  donde la teoría y la práctica no se separan sino que se complementan, como notas disonantes pero necesarias en una pieza musical.